Era la prehistoria de los tiempos

Foto: Origen desconocido
El Noroeste Pop-Rock aún no se había convertido en esa fiesta turístico-playera que es en la actualidad y se celebraba en el Pabellón Municipal de Deportes, un sitio con una acústica tres pueblos más allá de infame.

En aquel momento, lo normal eran las maratones de dos o tres grupos, que acompañaban media horita en plan teloneros al cartel principal de la noche.

En este caso la estrella era Radio Futura, que presentaban 'De un país en llamas” después de haberla petado con la 'Escuela de calor'. Incluso llegaron a sacar un maxi del tema (¿os acordáis de los maxis?: aquello de contar en seis minutos lo que se podía contar en 3.30). Como cuadrilla iban Danza Invisible (en la época que aún querían ser los Simple Minds) y los Pistones.

Los Pistones llevaban años apartados del escenario y, por supuesto, abrían fuego presentado nuevo disco: 'Canciones de lustre'.

Tenían todas las de perder. Eran las nueve (lo que significaba que aún no era de noche), no había mas de treinta personas a pie de escenario y las canciones no eran, en mi opinión, “de lustre”.

Para cuando “domaron” el sonido, la mitad de la gente se había retirado a la (in)comodidad de las gradas. La llegada del “pistolero” animó el cotarro y aparecieron a mi lado un montón de fauna dispersa bailando el tema al más puro estilo AC/DC. En aquel momento, aún pensé que podían salvar el concierto.

Cuando al final cargó la caballería ('Metadona'/'Lo que quieras oír'/'Persecución') eché la vista atrás. Unas diez personas estaban disfrutando. El resto, los que se habían acercado al ritmo de 'El pistolero', ya estaban de vuelta en las gradas, a la espera de los Auserón Bros.

Sentencia: Los Pistones son los tíos de 'El Pistolero' y puerta.

Treinta años después, seguimos igual.

Ya lo creo que el pop español tiene una deuda con los Pistones. Hicieron un disco increíble en una época de discos fantásticos, el primer disco que recuerdo en que todos sus temas podían ser singles.

Me cuentan que (en parte) se han vuelto a reunir. Es cierto que nunca llegaron en el momento oportuno. Ahora que los hermanos pequeños y los hijos de los que fueron a sus conciertos, los nuevos grupos del pop español, empiezan a descubrirlos, tal vez sí lo sea.

Y si no, siempre nos quedará 'Metadona'.

PD: Gracias a ti, A. Por escuchar pacientemente mis rollos y por constatar que el discípulo ha superado al que nunca fue un maestro.

[Redacción Nuevaola80. Matías Rey]

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada