Y Patacho la volvió a liar

Parece que lo lleve en la sangre, me refiero, lo de armar saraos. Pero ya es hora que alguien rompa una lanza a favor de este guitarrista, y a veces cantante, Manuel Recio, mas conocido en el circuito musical, como Patacho, miserablemente resignado al olvido, a pesar de su constante apego a la guitarra que, fiel a cualquier cita a la que se la invite, le ha acompañado durante toda su vida. Estoy seguro de que, si hubiera reinado en la Edad Media en algún remoto lugar, lo hubiera hecho, sin temor a equivocarnos, como Patacho I El Corporativista.

Su banda de toda la vida fue Glutamato Ye-yé con quienes, y de la mano del increíble Iñaki Fernández (todo un provocador y reclamo para cualquier show que se precie), llegó a grabar varios discos y alcanzar excelente notoriedad. Pero, centrándonos en la figura de este artículo, este tipo larguirucho con cara de bonachón, aparte de sus andanzas estrictamente musicales, se hizo colega de toda la patulea de músicos relacionados con aquellos distantes años ochenta. Pero, ¡ojo!, colega de los de verdad, de los que se tratan como “tronks” (máximo grado cheli del compadreo).

Y no tenemos que remontarnos muy lejos, ya que sin forzar en exceso mi memoria, evoquemos aquella primera gesta de calidad. Fue la primera convención de personajes que se dieron cita para recordar uno de los mas paradigmáticos locales que funcionaron como invitable punto neurálgico de la movida madrileña. Hablamos de la sala Pentagrama, o El Penta, como lo inmortalizara otro grande, Antonio Vega en su ‘Chica de ayer’. En aquel entonces se trataba de celebrar los 25 años del pub de Malasaña. Y lo consiguieron. Y por todo lo alto. Desde 1976 en funcionamiento, se llegaba al 15 de noviembre de 2001, concretamente en la sala Arena, donde participaron lo mas granado de nuestro pop-rock: Los Secretos, Nacha Pop, Burning, Radio Futura, Glutamato Ye Yé, Aviador Dro, Siniestro Total, Paco Clavel, Paul Collins, Paraíso, Mamá, etc.

Culpable del éxito: Patacho.

Nos acercamos en el tiempo al año en el que nos encontramos, en sus comienzos. La Comunidad Autónoma de Madrid encarga a nuestro personaje la difícil tarea de coordinar a una serie de grupos para que, en un solo día y con tan solo 3 horas de actuación, revivir la esencia de lo que fueron las “Hornadas Irritantes” que, como ya nos confesara en alguna ocasión el bueno de Iñaki, se trataba de una broma referida a todos aquellos grupos que imitaban al pop melódico practicado por bandas de la importancia de Tótem, Mamá, Los Secretos o los mismísimos Nacha Pop, convirtiéndolo en “pop baboso”, aquella odiosa etiqueta en la que nunca quisieron encuadrar a los citados. Sea como fuere, allí estaba nuestro hombre, Patacho, con el bastón de mando y la gorra de organizador para juntar a toda suerte de retazos de bandas extintas, o bien, representantes de las mismas dedicados a otros quehaceres artísticos.

De esta guisa, la sala El Sol acogía aquella fría noche del 21 de enero, a Rodrigo de Lorenzo (Ciudad Jardín), Pablo Salvador y José Mule (Los Cavernícolas), Luís Jovellar (Sindicato Malone), Charly Hens (Los Elegantes, Glutamato Ye-yé), Germán Coppini (Siniestro Total, Golpes Bajos), Paco Clavel, Julián Hernández (como Transportes Hernénadez y Sanjurjo, alma mater de Siniestro Total, todavía hoy en activo), Iñaki Fernández (Glutamato Ye-yé) y el resto de la banda del guitarrista madrileño, para sorprender a propios y extraños con un concierto cargado de versiones francamente “irritantes”, y por supuesto, de temas originales que, en algún momento tuvo su parte emotiva, sobre todo cuando se recordó al malogrado Poch y su “Branquias bajo el agua”.

Veredicto: Patacho vuelve a triunfar.

Hace dos meses, tenemos la penúltima “patachada”, nada mas y nada menos que en la III Fiesta Nuevaola80 2007, celebrada el pasado 6 de octubre en la sala Siroco. Se trataba de reunir a Patacho e Iñaki en un mismo escenario, diciendo que eran los Glutamato del ‘Hey tio’, ‘Todos los negritos…’, etc. Una semana antes me explica que junto a ellos dos, había pensado que era mejor hacer las cosas bien, y no se le ocurre otra cosa que acompañarse de un par de “principiantes”: al bajo Fino Oyonarte y con las baquetas Charly Hens. Casi “ná”. Siroco se puso patas arriba ofreciendo un espectáculo que ninguno de los organizadores nos hubiéramos imaginado de lejos, meses atrás. Quizás esté pecando de vehemencia, pido disculpas, pero es que realmente fue así.

Patacho sentenciado por “enrrollao”.

Pero faltaba la puntilla a este pródigo 2007. Sucedió anoche, 27 de noviembre en la mítica sala de la calle Jardines, ¡cómo no!, la sala El Sol. Dos objetivos: presentar el disco ‘Canciones para NO olvidar’ (Pias Records, 2007) con las grabaciones de los mejores momentos del 25 aniversario de la movida celebrado en enero; y, de otra parte, rendir tributo a una de las mas importantes figuras radiofónicas de nuestro país, Jesús Ordovás, quien se hiciera cargo de su programa “Diario Pop” hasta el pasado mes de julio. Destacar que los beneficios del disco se destinarán íntegramente a la Asociación para las familias con Alzheimer (AFAL), que para eso estamos en época solidaria.

Por supuesto, Patacho estaba detrás de todo el sarao y, con su banda tras de sí, fueron desfilando la flor y nata de nuestro pop quienes, a razón de canción por artista, recordaron los temas que Ordovás, en su momento, pinchara desde Radio 3: Ana Curra (Pegamoides y P. Permanente) junto a Miguel (Digital 21), Antonio Siegfried y Carmen Mardirolas (Los Bólidos), Cristina Clovis y Fino Oyonarte (Clovis), Dani Cardona e Isa Terrible (Una Sonrisa Terrible), Johnny Cifuentes y Edu Pinilla (Burning), Eva Amaral Juan Aguirre (Amaral), Fernando Alfaro (Surfin Bichos, Los Alienistas), Germán Coppini (Siniestro Total, Golpes Bajos), Herminio Molero (Radio Futura), Iñaki Fernández (Glutamato Ye-yé), Jaime Urrutia (G. Caligari), Javier Colís, Joaquín Rodríguez y Mauro Canut (Acusicas), Jorge Martínez y Willy Vijande (Ilegales), José Mª Granados (Mamá), Josele Santiago (Los Enemigos), Jota y Floren (Los Planetas), Juanita la Fea, Julián Hernández y Miguel Costas (Siniestro Total), Kikí d’Aki, La China Patino, Loquillo y Sabino Méndez (L. y Los Trogloditas), Luís Jovellar (Sindicato Malone), Nacho (Seine), Sergio López, Servando Carballar y Marta (Aviador Dro), Vanexxa, Víctor Aparicio (Los Coyotes) y Xoel López (Deluxe).

Y Patacho la volvió a liar…

Condenado a ser reconocido de por vida: P A T A C H O.

Pedro J. Pérez
(También publicado en Rockstyle.es)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada