Calle Hermosilla 11, fuente de inspiración

Y es que el Loco es único para este tipo de cosas. Lo de reinventarse no es algo que escape del alcance de quienes le siguen desde hace unas décadas, puesto que cada dos por tres se saca de la chistera una nueva fórmula que nada tiene que ver con las de Bacterio, personaje entrañable de otro monstruo como Ibáñez.

El Sr. Sanz, don Loquillo, ha sacado uno de los mejores trabajos que ha parido el rock’n'roll patrio en todo lo que va de 2008 y parte de 2007. No sólo por esa fusión con el gran Mr. Hallyday, sino por todo el trabajo en sí, un disco que aglutina un montón de referencias de los diferentes musos que, a lo largo de la carrera (maratoniana) del gigante del Clot, han forjado su vida musical.

Gabriel Sopeña, Igor Paskual, Jaime Stinus, Carlos Segarra y el mismísimo Sabino Méndez han colaborado en un trabajo de tiralíneas donde no han dejado nada al azar, ni tan siquiera el título del disco ‘Balmoral’, como tributo a uno de los mas exquisitos bares de la capital madrileña, recientemente cerrado, después de 52 años en funcionamiento.

Solo para curiosos: ¿qué donde estaba ubicado?: Lean este artículo de nuevo.

Pedro J. Pérez
(También publicado en Rockstyle.es)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada